jueves, 1 de agosto de 2013

Calavera larga

Era una noche oscura en Tampico
Carlos jugaba con su videojuego
vino la calaca y le dijo cierra el pico
como no le hizo caso lo prendió fuego.

Apenas llegó al subsuelo
Se quedó sorprendido
Pues su único consuelo
Fue tener el Xbox prendido.

Resulta que la calaca además de matar
Por más mala que a todos parezca
Le gusta a los videojuegos jugar
Para competir con los que pezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada